Alejandro Guevara Cobos y las prendas que presume entre el priismo tamaulipeco

Por Oscar Díaz Salazar

A semejanza del candidato a la presidencia de la república José Antonio Meade, que sin ser del PRI, es candidato del PRI, el aspirante del Partido Revolucionario Institucional al Senado de la República, Alejandro Guevara Cobos, destaca su no pertenencia a las camarillas priistas que gobernaron a Tamaulipas en los últimos 18 años, como una de los mayores prendas que tiene para presumir en su larga carrera política que ha transcurrido mayormente en la Cámara de Diputados, en la que va a acumular 9 años correspondientes a tres diferentes legislaturas. (En la foto, Guevara, al centro)

El ex dirigente estatal y nacional del Frente Juvenil Revolucionario, originario de Ciudad Mante y amigo del presidente Enrique Peña Nieto, ha sido también funcionario del CISEN y Director de giras de la Presidencia de la República, todo esto en una meteórica carrera política que ha mantenido en ascenso desde que fue colocado en un espacio en la lista plurinominal de diputados federales que le abrió por primera ocasión las puertas del palacio legislativo de San Lázaro.

Acierto del candidato Guevara Cobos fue invitar como suplente al ingeniero Guillermo Acebo Salman, un hibrido de técnico – político que conserva la buena fama e imagen pública, a pesar de haber estado “donde hay” y de su militancia priista de muchos años.

Invitado a conversar con un grupo de periodistas en una radiodifusora de Reynosa, Guevara Cobos advierte del peligro que corre la sociedad tamaulipeca si le abre las puertas al establecimiento de dinastías en la política.

La iniciativa para reducir la edad límite para ser Senador, el establecimiento por primera vez de la Comisión de la Juventud en la Cámara de Diputados y la iniciativa para crear la primera Ley de la Juventud, así como la gestión para establecer en Tamaulipas tres cuarteles de las fuerzas armadas, de los seis que se construyen a nivel nacional, son logros que se adjudica el diputado Alejandro Guevara, aunque tiene el cuidado y buen gusto de precisar que todo lo que se acuerda o resuelve en el ámbito legislativo es un mérito colectivo, en principio de quienes integran las comisiones, y final y definitivamente del pleno.

Con algo de moderación, pero sin esquivar el tema, Guevara Cobos se atreve a criticar a los gobiernos locales,- municipal (de Reynosa) y estatal -, por la inseguridad que padecen los habitantes de este municipio. Refiere además el grave problema de las aguas negras que por toda la ciudad se observan y de los baches que complican la circulación vial y dañan los automóviles.

Alejandro Guevara Cobos refiere que conoce muy bien el estado de Tamaulipas. Desde su niñez tuvo la oportunidad de visitar muchas regiones a lado de su padre, ingeniero militar que trabajó en la construcción de cuarteles, estaciones de vigilancia y diversas instalaciones de la milicia, en diferentes municipios tamaulipecos.

De facilidad de palabra, el candidato al senado apuntado como segunda fórmula, fue sin embargo esquivo o francamente cantinflesco para responder preguntas directas sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, sobre la No militancia en el PRI del candidato Meade y sobre la corrupción en el gobierno de Egidio Torre.

Interesante fue la plática con el personaje que ha tenido que ser profeta (exitoso) fuera de su tierra, ante la rivalidad y franca animadversión que le tenía el ex gobernador Tomas Yarrington, el alejamiento de Eugenio Hernández y el veto a sus aspiraciones que le recetó Egidio Torre.

Esperaremos que pase la jornada electoral del próximo julio para hacer efectiva la invitación a degustar (in situ) las cebollitas estilo Mante, un delicioso manjar de la cocina cañera, que han perfeccionado en las cantinas de barrio del pueblo mas dulce de Tamaulipas.

Fuente

Album Historico Reynosa

Gana la selección de Tamaulipas

ban1

Volver