Saltaron del PRI a Morena atraídos por la Sucesión del 2022

Por: Ángel A. Guerra

El acto de ingratitud que protagonizan los priistas, al dejar su origen ideológico para sumarse a un barco cuyos tripulantes los reciben con malos ojos [porque llegan al abordaje como piratas de altamar], se llama traición.

¿Cómo explicar el cinismo de OSCAR LUEBBERT, por ejemplo, que niega haber renunciado al PRI y arguye en su defensa que solo se acercó a Morena para asesorar a su amigo ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN?

¿Y por qué no asesora a YAHLEEL ABDALA, la dirigente de su partido, en lugar de contribuir a la victoria de un partido contrario al suyo?

O el otro caso paradigmático, el de MAGDALENA PERAZA, quien intenta escapar del largo brazo de la ley refugiándose en uno más de los muchos partidos que ha manchado con su nefasta presencia.

A la ex alcaldesa de Tampico hay que alzarla por los tobillos y sacudirla para ver qué esconde en los bolsillos.

Como los casos de LUEBBERT y PERAZA, quienes disfrutaron las miles del poder y manejaron a discreción la chequera de los dineros públicos, existen otros.

LUEBBERT y PERAZA fueron 2 veces alcaldes de sus comunidades.

Pero LUEBBERT también fue 2 veces diputado federal y 1 senador de la república.

Y poco faltó para que llegara a gobernador, de no ser porque el establishment de entonces le bloqueó el acceso.

LUEBBERT aulló denunciando una “elección de estado” orquestada por YARRINGTON para favorecer a EUGENIO.

En el caso de PERAZA, ella se hizo la enojada con ‘Geño’ y retó a GAMUNDI, lanzándose a la alcaldía por la oposición.

Y sorprendió a todos.

Pero el truquito ese de hacerse la enojada para buscar nuevos derroteros, es argucia vieja y desgastada, de modo que su nuevo ardid de dejar el PRI para irse a Morena -¡por favor!- ya no espanta a nadie.

¿Y qué decir de los demás, que saltan del PRI a Morena atraídos por la Sucesión gubernamental del 2022, no tanto por la elección para reponer diputados al Congreso local?

A decir verdad, los impulsa el apetito de poder.

Según sus cálculos, en 2022 Morena sucederá al PAN en el gobierno del estado, de modo que ya preparan desde ahora el asalto a las principales posiciones y cargos que generaría ese cambio: desde la gubernatura, hasta los 43 Ayuntamientos, las 22 diputaciones locales de la LXV legislatura, así como los centenares de puestos que generará el gobierno estatal.

Y bajo ese sueño húmedo, ya hay corrientes políticas por la gubernatura:

Una de ellas, “inflada” con recursos del sur, alienta a ADRIÁN OSEGUERA KERNION, mientras otra del centro ya pelea y mueve fichas a favor de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, y una tercera, del norte, ya trae un abierto “pataleo” a favor de HÉCTOR MARTÍN “El Guasón” GARZA GONZÁLEZ.

Ello ocurre a ras de suelo, mientras que allá al más elevado nivel, el líder del senado RICARDO MONREAL AVILA y la presidenta nacional de Morena, YEIDCKOL POLEVNSKY, libran una abierta batalla por el derecho de imponer candidato a la elección extraordinarias de Puebla, pues MONREAL ‘cuerpea’ al senador ALEJANDRO ARMENTA MIER, mientras POLEVNSKY sigue línea de AMLO a favor de MIGUEL BARBOSA.

Esquema que se replicará en Tamaulipas cuando AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y HÉCTOR MARTÍN GARZA GONZÁLEZ, ‘cuerpeados’ por MONREAL y POLEVNSKY, respectivamente, entren al escenario contencioso por la gubernatura… llevándose entre las patas al ingenuo alcalde maderense, ADRIÁN ¡Oh!-CEGUERA, a quien su porra de aduladores hace creer que será “tercero en discordia” en la pugna interna por la candidatura de Morena a gobernador.

Bajo este escenario es que se está dando “el éxodo” -como gusta llamar Morena a los 15 o 20 priistas que se van a sus filas-, pues en el fondo lo que ya se está peleando a patadas en ese partido, es la candidatura a gobernador para las elecciones del 2022.

Pero se olvidan que primero hay que ganar la elección del 2019.

Es decir, olvidan que en política, como en matemáticas, primero es el 1.

Después del 2.

Como consecuencia de ese clima enrarecido por los activistas de esas corrientes por la Sucesión estatal del 2022, la lista preliminar de ‘prospectos’ de Morena para diputados locales causó confusión y desconcierto, pues se tiene la impresión de que los ‘perfiles’ palomeados no garantizan la victoria electoral, como son los casos de JOSÉ ÁNGEL FRÍAS RODRÍGUEZ, ISMAEL MEDINA AGUILAR y CARLOS ANTELMO MORA ARREOLA, quienes contienden en la interna por el X distrito de Matamoros.

O el caso del distrito XI, cuya lista la integran GLORIA DELIA GARCÍA CONTE, ELVA EGUÍA CASTILLO, LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO y ESTHER JULIETA BORJA GÁMEZ, en tanto que por el XII irían a la interna CARLOS ELIUD PÉREZ GONZÁLEZ, JOSÉ PEDRO VERDE RODRÍGUEZ y FABIÁN BLADIMIR VÁZQUEX ORTIZ.

Y como sucedía en el PRI, la “expulsión” de tierra tamaulipeca de quien fuera Delegado de Morena, RENATO MOLINA, al parecer derivó de que el CEN de MORENA prestó oídos a lo que en Tamaulipas era un secreto a voces, y es el hecho de que RENATO habría vendido candidaturas al más puro estilo priista, de ahí que le hayan recortado las uñas, al retirarlo de la entidad.

Ahora, en vísperas de una nueva elección interna, las broncas no se hicieron esperar y en el sur, tierra de ¡Oh!-CEGUERA, las cosas están al rojo vivo.

Veremos en qué termina todo este argüende.

Fuente

Album Historico Reynosa

Gana la selección de Tamaulipas

Noticias de Tamaulipas

Volver