Recinto ferial: los tiempos no están para pachangas en el estado

El gobierno no debe gastar el dinero de los contribuyentes en mitotes

 

 Por Oscar Díaz Salazar/ subdirector editoral, Noticiahoy.net

 

Durante la visita más reciente del gobernador de Tamaulipas al municipio de Reynosa, para inaugurar unas instalaciones denominadas Centro de Paz y Bienestar, en el fraccionamiento Villas Diamante, el Jefe del Poder Ejecutivo expresó el compromiso de construir un Recinto Ferial.

Sin descalificar apriori o expresar mi oposición sin matices a esta iniciativa del Gobernador, me gustaría discrepar, no con la propuesta de edificar un espacio para albergar una Feria, pero sí con el "timing" en que se realiza la misma, y las prioridades del gobierno del estado.

No creo oportuno destinar recursos millonarios para construir un sitio que se utilizará veinte días al año, que es la duración promedio de las ferias en el Estado.

Adicionalmente no existen en nuestra ciudad, aún  no, las condiciones de seguridad y estabilidad que existían en los tiempos en que se celebraban las Ferias y Exposiciones de nuestra ciudad, festejos a los que asistí y de los cuales guardo muy gratos recuerdos.

De la mano de la edificación de Recinto Ferial, va el gasto para la organización de estos festejos anuales que se celebran en muchos pueblos para compartir la alegría de un año de trabajo (agrícola), para comercializar productos de la región (comercial), para exhibir y vender los artículos que manufacturan nuestros artesanos (artesanal) y para mostrar a la comunidad lo que se produce en nuestras fábricas ( industrial).

Con todo y que nos guste la pachanga, me parece que los tiempos no están para pachangas, al menos no los "Tiempos de todos", y al aludir al lema del gobierno estatal afirmó que el gobierno no debe gastar el tiempo y el dinero de los contribuyentes en fiestas, mitotes, pachangas o como quiera usted llamarle.

No es tiempo de fiestas mientras aún tenemos muchas aulas por construir; muchos tubos de agua y drenaje para introducir o renovar en el vetusto sistema de distribución; muchos hospitales, clínicas y dispensarios que rehabilitar y/o construir; muchas calles por pavimentar y postes para soportar las líneas de electricidad, telefonía y alumbrado público; muchas canchas deportivas, plazas y bibliotecas para mejorar nuestra calidad de vida.

Las autoridades parecen estar muy dispuestas para la pachanga. Los ciudadanos, aunque pachangueros y felices, saben que se requiere ser responsables cuando se tienen tantas carencias y tan pocos recursos.

 

Fuente

Album Historico Reynosa

Gana la selección de Tamaulipas

Noticias de Tamaulipas

Volver