Peligran niños si son recluidos en centros de detención en Texas

LAREDO, TEXAS.-Los niños de inmigrantes podrían sufrir retraso en su desarrollo y un pobre ajuste sicológico en caso de que sean recluidos en los centros de detención ubicados en varias ciudades del estado de Texas.

Texas alberga dos de los tres centros de detención de familias de inmigrantes que se tienen en Estados Unidos, el otro está en Pennsylvania.

 La iniciativa SB 1018 aprobada la noche del pasado martes por una mayoría de senadores republicanos, permitiría al gobierno eludir una orden judicial federal de 2015 que ordena que los niños hijos de inmigrantes no deben permanecer detenidos en centros de detención sin licencia durante más de unos días.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha advertido que los menores detenidos en los centros de detención de inmigrantes “pueden experimentar retraso en el desarrollo y un pobre ajuste psicológico”.

Los centros de detención, en las comunidades de Karnes y Dilley, en el sur de Texas habían estado albergado a madres inmigrantes y a sus hijos que buscan asilo en Estados Unidos. Las instalaciones son operadas por una compañía privada bajo contrato con la Oficina de Inmigración y Aduanas.

Sin embargo, en el 2015, una juez estatal invalidó la regulación de Texas que permitía otorgar licencias de guarderías infantiles dichos centros

La juez Karin Crump, determinó que el reglamento que permite la concesión de licencias a los centros de detención familiar "contraviene el Código de Recursos Humanos de Texas· y va en contra de los objetivos generales de dicho código.

El dictamen, obligó a que a finales de 2016, cientos de mujeres y niños migrantes que se encontraban recluidos en los dos centros de detención del sur de Texas, fueran liberados.

La legislatura de Texas, dominada por los republicanos, decidió entonces emitir una ley que permitiera evadir la disposición judicial.

El senador republicano Bryan Hughes, autor de la iniciativa, justificó la legislación al sostener que el otorgar licencias de guarderías infantiles a estas instalaciones evitara que las familias sean separadas durante los procesos de inmigración y asegurará las calidad de atención infantil en estos lugares.

El arriesgar el cierre de los centros, dijo, requeriría que las autoridades de inmigración liberen a los niños mientras mantienen retenidos a los padres o liberan a toda la familia y arriesgan que no vuelvan a aparecer en la corte.

“Si estas instalaciones se cierran, las autoridades federales deben liberar (a los inmigrantes) y esperar a que asistan a las audiencias, o separar a los hijos de sus padres", dijo. "Ninguno de los dos parece aceptable."

Fuente

Gobernador Premio Deporte

Gana la selección de Tamaulipas

Volver