Descartan fallas, el seísmo no se pudo detectar a tiempo

CIUDAD DE MÉXICO.- Las personas que fallecieron y que no pudieron ponerse a salvo, fueron tomados por sorpresa por el devastador evento sísmico de 7.1.

 El violento movimiento telúrico tomó por sorpresa a los residentes de los estados afectados, informó un vocero oficial.

Era pleno día, hora de intensa actividad de la ciudadanía. Nadie se había dado cuenta de que hace 32 años había ocurrido un hecho igual o peores y mortales consecuencias.

No hubo fallo técnico, según fuentes oficiales: el temblor no se pudo detectar a tiempo para que la población abandonase el lugar en el que se encontraba para ponerse a salvo.

Tras el sismo, se produjeron cortes en el servicio de luz -3,8 millones de personas resultaron afectadas- y en el de telefonía, lo que aumentó la tensión ante la imposibilidad de localizar a la gente. Con el paso de las horas, Telmex, la mayor empresa de telefonía del país, abría su wifi en la capital.

Las operaciones en el aeropuerto estuvieron suspendidas durante unas horas, después de que una de las terminales se viese afectada por el sismo.

"¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los miembros de Protección Civil socorristas mientras corrían por la calle poco después del terremoto: casi un minuto que resultó una eternidad.

El epicentro del sismo, registrado a las 13.14 hora local se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, situada en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional.

El organismo ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de un primer reporte en el que había fijado la magnitud en 6,8.

En el central estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula. En el Estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador Graco Ramírez ha anunciado la activación de los servicios de emergencia.

La magnitud del seísmo ha derivado en mensajes de apoyo por parte de líderes internacionales como el colombiano, Juan Manuel Santos, que ha expresado su "solidaridad" con el Gobierno y el pueblo mexicano.

 También se ha pronunciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: "Dios bendiga al pueblo de Ciudad de México. Estamos con vosotros".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha trasladado su apoyo y su solidaridad a México y ha dicho seguir "con atención" la información sobre los daños materiales y humanos que el potente terremoto ha causado, según ha escrito en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Fuente

Gobernador Premio Deporte

Gana la selección de Tamaulipas

Volver